En septiembre de 2015,

los dirigentes mundiales aprobaron en el seno de las Naciones Unidas los ODS, con lo que quedó constituida la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Se compone de 17 objetivos, divididos en 169 metas, que configuran el marco a través del cual los países podrán dirigir sus esfuerzos a poner fin a la pobreza en todas sus formas, reducir la desigualdad y luchar contra el cambio climático.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Establecen unas metas claras que alcanzar antes del 2030 a cumplir por parte de organizaciones públicas y privadas. El objetivo es claro, erradicar el hambre en el mundo a la vez que se alcanza la constitución de sociedades sostenibles. Este compromiso afecta a cualquier organización que pueda realizar un impacto positivo en la sociedad.

Para implementar los ODS en la empresa se debe analizar qué se está haciendo en la actualidad y a partir de ahí establecer objetivos y retos dentro de la propia empresa.

“Promoviendo un negocio más social, sostenible y rentable”

La implementación de los ODS Objetivos de Desarrollo Sostenible en la estructura de la empresa tiene una serie de beneficios que repercuten directamente en el modelo de negocio empresarial a corto, medio y largo plazo.

“Comunicar es ganar”

La implementación de los ODS Objetivos de Desarrollo Sostenible te ayudaran a dar mensajes claros y promover una estrategia de comunicación y marketing para trasladar a todos los stakeholders tu compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible.

“Vende más”

Alinearte con los objetivos de desarrollo sostenible puede significar la captación de nuevos clientes cada vez más comprometidos que buscan empresas responsables.

“Las empresas no son el problema, son la solución”

“Porque cada acción de la empresa puede ser una gran contribución a la consecuencia de los ODS”